Connect with us

Ciudad Madero.- Para Reyna, el acudir a la aplicación de una inyección de Toxina botulínica no significa un mejoramiento cosmético, no lo hace por vanidad. El significado para ella es diferente, pues de no acudir a una terapia como esta, sería como dejar de moverse con libertad y causarse un daño en articulaciones y huesos.

Junto con ella acuden otras 14 personas al Centro de Rehabilitación Integral (CRI) de Ciudad Madero, en donde de manera gratuita les aplican una inyección con esta toxina pero con la finalidad de lograr una movilidad muscular que les permita una mejor calidad de vida.

Reyna Aurora de León Reyes, paciente del CRI Madero.

Reyna Aurora de León Reyes, paciente del CRI Madero.

Reyna nació con una distrofia que le fue detectada a los pocos días de nacida, cuando su madre no podía tan solo cambiarle el pañal, pues sus piernas estaban duras. Los médicos diagnosticaron dicha enfermedad y que la llevaría de por vida.

Sin embargo, fuera de su dificultad para caminar, su vida fue normal, cursó la educación básica y después tuvo que trabajar para ayudar en casa y ella sentirse útil en el plano personal, por lo que ahora se actualiza en cursos de capacitación en diferentes áreas.

La mañana de este miércoles, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Ciudad Madero, que preside Karen Romero de Meníndez, entregó la primera de dos aplicaciones que necesitan estas personas que sufren distonía muscular en sus extremidades.

La aplicación de la inyección y el medicamento es gratuito para los beneficiados.

La aplicación de la inyección y el medicamento es gratuito para los beneficiados.

De esta forma se ha logrado solucionar otros problemas como del crecimiento y movilidad total de extremidades, como a una pequeña que con el inicio de este tipo de terapias logró un desarrollo marcado, o como el de otro joven quien hace cuatro años recibió cuatro disparos al quedar en medio de un enfrentamiento de grupos armados, y de no poder caminar el año pasado ahora ya lo hace con ayuda.

Esta fue la primera parte del beneficio entregado, el cual en el mercado tiene un costo cercano a los 15 mil pesos por aplicación y en el CRI se los ofrecen de manera gratuita, la segunda será en seis meses cuando estén por pasar los efectos de esta.

Inició carrera en medios en 1996. Ha participado como reportero en medios impresos y electrónicos conductor de noticias en radio y televisión.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sur de Tamaulipas