Connect with us

Por Verónica Cruz Frías.

Se encontraban dos funcionarios en plena reunión, su jefe les había solicitado una gran idea para incrementar el pasaje, pero sin quedar mal con la ciudadanía. Ambos se dieron a la tarea de realizar la encomienda con una lluvia de ideas, pero había muchas preguntas y respuestas que considerar…

¿Cómo justificamos el incremento al pasaje?, ¿cómo hacemos para ya no decirle no a los concesionarios?, ¿quién aportará para las campañas que se avecinan de diputaciones, alcaldías y gubernatura?-preguntaba el funcionario a su sabio colega-“Ya se”-se escucha una voz-“que los concesionarios suban 2 pesitos el pasaje, pero que no digan que nosotros los autorizamos porque entonces el pueblo va a pensar que somos unos desgraciados abusivos. Y eso no nos conviene porque se avecinan las elecciones. Que los concesionarios digan que fuimos nosotros y nosotros decimos que ellos. Total, al final les decimos que no serán 2 pesitos, que solo será uno y habremos ganado., ellos y Nosotros”. ¿Y la gente, no dirá nada? “No hombre, se van a quejar un poquito y luego se les olvida, no pasará nada”.

¿Pero dónde empezamos con los aumentos de 2 pesitos? “Mira, en Altamira no porque allá hay mucha inconformidad por los asaltos, en Reynosa no porque ya vez que Pepe quiere ser candidato a la gubernatura o ya de perdis a una diputación y con eso que lo cacharon con el cobro de cuotas a proveedores pues algo le tendrán que dar. En Ciudad Victoria no porque es la capital del estado y el presidente municipal también quiere ser candidato, aunque se duerma en los eventos”. Entonces, ¿dónde? “Pues en Nuevo Laredo, al cabo ahí gobierna la oposición y ya ves que se traen al presidente municipal de arriba para abajo porque anda placeándose para la gubernatura y la gente está tan molesta con él por andarse gastando el presupuesto que ni cuenta se van a dar de los dos pesitos”.

¿Pero qué hacemos con las diputadas y diputados que se van a manifestar en contra, sobre todo los de la oposición? “Pues hay que dejarlos que hagan show, que pataleen, como quiera tenemos mayoría, nosotros y los verdes. Ya sabes, somos un muro de contención, por aquí no pasa nada, nada que no sea de nuestro interés”. ¿Pero cómo le vamos a hacer con Ramiro Ramos, es el presidente del congreso, es el hijo putativo del gobernador, y si vota en contra, pues la gente no lo va a querer, si llega a ser candidato a la gubernatura o a la alcaldía de Nuevo Laredo? “Dile que vote a favor de las propuestas de la oposición, en el sentido del no incremento de los 2 pesitos al pasaje, pero solo para la foto y que luego vote en contra, al cabo la gente ni cuenta se da”.

“Mira, otro punto a favor es lo del periodista, al que agarraron los estatales, la prensa anda muy entretenida en ese caso. Ni le darán seguimiento a los dos pesitos”.

“Le decimos al subsecretario del Transporte Público en Tamaulipas, Gonzalo Treviño Alanís que diga que era necesario el aumento tarifario de un pesito para que los concesionarios puedan cambiar las unidades”. ¿Van a comprar nuevas? “No, hombre. Así les decimos cada vez que subimos el pasaje”.

“Todo saldrá muy bien. La gente no nos va a castigar con el voto, por eso lo hicimos ahora, cuando aún faltan varios meses… pendejos no somos”. ¿No?

 

 

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión