Connect with us

Por Verónica Cruz Frías

Las encuestas indican que cada persona tiene un 1 por ciento de posibilidades de delinquir y que cuando provienen de parejas separadas éste porcentaje se incrementa a 3 por ciento, es decir, 2 puntos porcentuales más. Lo que demuestra que las declaraciones vertidas por el diputado local Ramiro Ramos Salinas son totalmente falsas. La metodología utilizada en las encuestas dan cierto margen de error pero en este caso ni siquiera hablamos de un 5 por ciento.

Ramos Salinas debió por lo menos consultar encuestas al respecto antes de aventurarse a decir que las y los delincuentes son hijas e hijos de parejas divorciadas.

Decir eso fue irresponsable de su parte. El legislador debe darse una vuelta a las escuelas, desde kinder hasta universidad y encontrará que la gran mayoría de estudiantes proviene de familias separadas, divorciadas, disfuncionales., éste último término no agrada a muchas personas pero es el que se aplica para designar a las y los integrantes de una familia en la que la madre y el padre no viven juntos.

Irónicamente las y los infantes, adolescentes y jóvenes que provienen de familias funcionales (término mal aplicado que se utiliza para referirse a las familias donde la madre y el padre están casados), es visto como algo raro en los salones de clase pues cada vez son menos las parejas que permanecen en matrimonio.

Al diputado se le olvida que millones de personas libran batallas en el seno familiar, el hecho de que las parejas estén casadas no garantiza que sean funcionales o que las y los descendientes de esas parejas sean personas íntegras, honradas con ética y valores. Hay millones de personas que sin ser de familias funcionales son mujeres y hombre de bien.

Las personas delinquen por diversas razones, una de ellas por el clima familiar deteriorado, pero más aún por la asociación con amigos delincuentes.

El divorcio no es sinónimo de delincuentes, como lo afirmó el diputado Ramiro Ramos.

Corresponsal en Reynosa Tamaulipas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión