Connect with us

Por Feliciano Diéguez

Nuevo Laredo Tamps.- Los concesionarios del transporte público de Nuevo Laredo, prácticamente se declararon en pie de guerra, al anunciar este día que si las autoridades del transporte detienen alguna unidad, nuevamente cerraran terminales.

Después del arbitrario aumento al costo del pasaje en el transporte público, de 8.00 a 10.00 pesos y que de acuerdo a las autoridades no ha sido autorizado, aunque transporte público del estado no ha emitido declaración alguna en forma oficial, las y los concesionarios detuvieron sus unidades durante la mayor parte del sábado.

Cientos de personas de todos los rumbos de la ciudad quedaron varadas, al no haber autobuses del transporte urbano, las y los concesionarios adujeron tal medida, porque transporte público delegación Nuevo Laredo les detuvo a seis unidades.

Este lunes un operador del transporte público, dijo que de acuerdo a las indicaciones de concesionarios, si alguna de sus unidades era detenida por estar cobrando 10.00 pesos, toda la flotilla seria nuevamente detenida y las terminales cerradas.

“Esa es la indicación que traemos, si algún inspector nos detiene y quiere llevarse la unidad, entonces todo el transporte público nuevamente será detenido, al menos al interior de las terminales se sabe que el gobierno del estado es quien autorizó este incremento, pero nadie quiere aceptarlo”, afirmó uno de los operadores que omitió su nombre.

Por lo pronto durante la mañana de este lunes, cientos de personas pagaron los 10.00 pesos de la nueva tarifa, pero muchos también solamente entregaban a los operadores 8.00 pesos aduciendo no había aumento autorizado.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales