Connect with us

@dect1608

En un mismo día el asesinato de Antonio de la Garza Winkelkemper, Presidente de la Asociación Ganadera de Aldama en la zona costa de Tamaulipas y la visita de la Maestra Claudia Ruiz Massieu Salinas, Secretaria de Turismo del Gobierno Federal a la misma región ensangrentada por la absurda guerra contra el narcotráfico. Sin temor a equivocarme ambos acontecimientos reflejan los dos rostros del presente tamaulipeco.

Uno describe el Tamaulipas en movimiento, en transformación,  ese que no se detiene e intenta seguir su rumbo; es el que vio este martes en la playa de Miramar, la sobrina del ex presidente, Carlos Salinas de Gortari. El destino Tampico- Miramar, no solamente representa la zona de recreación más importante de esta entidad “dominada” por el crimen organizado, Tampico- Miramar, ratificó la joven funcionaria federal es el lugar de paseo más importante de toda la costa del Golfo de México, así lo aseguro, Claudia Ruiz Massieu, ¿y sabe porque?

1.- Aquí la gente sigue trabajando

2.- Hace equipo

3.- Aprendió a salir adelante con todo y el dolor generado por cada muerto o desaparecido

¡Cierto! ese mismo sufrimiento y desánimo de ver que solamente se invierten 48 millones de pesos en infraestructura de playa para el presente 2015 es una cifra buena, más no suficiente para lo que representa está playa tamaulipeca, que vía terrestre es el tercer destino más visitado de México y particularmente la numero uno para los turistas nacionales del noreste del país; entonces ¡Que se escuche fuerte y que se escuche claro! –dijo algún día un prominente político- 48 millones no son suficientes para los tamaulipecos, por lo que la Diputada federal electa, Mercedes del Carmen Guillen Vicente y el subsecretario de Turismo del Gobierno del Estado, deben ir por más, estirarse, abusar de las relaciones personales con la Maestra Claudia Ruiz Massieu (siiii tienen permitido abusar de la confianza) para lograr lo extraordinario en beneficio del turismo de casa y su futuro inmediato (entiéndase el de ella, también de ella y el de Tamaulipas).

La otra página es la del Tamaulipas, enfermo, estresado, dolido, en duelo eterno y claro! El Tamaulipas, asesino, violador, secuestrador y extorsionador; solapado por la misma sociedad (está bien, no por todos) pero si por un importante sector, ese que gusta de convivir con los líderes regionales del narco en los clubes sociales de prestigio, como por ejemplo en el Club Campestre de Tampico, donde allí pasaban las horas entre el Jet set tampiqueño los enemigos del progreso.

Entonces esas son las dos caras de la moneda tamaulipeca, las dos páginas de la historia moderna, las dos fijaciones de esta localidad que por orden de importancia, primero debe impulsar el desarrollo, crecimiento y trabajo en equipo entre la gente y el Gobierno para borrar la página violenta. Pero esta parte del Tamaulipas fuerte que presume estar en movimiento, no termina de reflejar el esfuerzo conjunto sociedad y gobierno; pero que le digo, peor aún, no se ve del todo la alianza, Estado y federación.

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión