Connect with us

Ciudad de México- La Secretaría de la Función Pública (SFP) tardó medio año en investigar y concluir que no hay conflicto de intereses en la compra de inmuebles, liberando al Presidente de México, Enrique Peña Nieto; a la primera dama, Angélica Rivera y al secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, de presuntos conflictos de intereses o actos de corrupción por la adquisición de propiedades y la entrega de contratos millonarios a las empresas que vendieron los inmuebles.

Se sabe que desde el mes de noviembre del año pasado, donde se vinculaban a los tres personajes en la compra de residencias a menor precio de su valor real. Las empresas encargadas de la construcción de las residencias fueron favorecidas posteriormente en adjudicaciones para el desarrollo de obra pública del Gobierno federal.

Dichas compañías beneficiadas fueron Higa, propiedad de Juan Hinojosa Cantú, y Grupo San Román, en donde es accionista Roberto San Román Dunne, quien es el compadre del Presidente, Roberto San Román Dunne.

El titular de la SFP, Virgilio Andrade, señaló en rueda de prensa que la pareja presidencial no adquirió bienes desde la toma de protesta en diciembre de 2012, por lo que no existen irregularidades. Por esta razón, se libera de las acusaciones de cualquier anomalía en la adquisición de la llamada “Casa Blanca” en Lomas de Chapultepec, tasada en 54 millones de pesos, la cual adquirió gracias a su trabajo como actriz en Televisa o la residencia a nombre del mandatario en Ixtapan de la Sal.

Después de seis meses de investigación, el titular de la Secretaría de la Función Pública declaró que el conflicto de intereses sólo se acredita con funcionarios públicos en activo. La compra de la casa ocurrieron antes de que Peña Nieto ocupara su puesto, acompañado de Angélica Rivera, por lo cual no se puede establecer dicho conflicto. En el caso de la compra de la casa en Malinalco por parte de Luis Videgaray, Andrade indicó que el secretario de Hacienda realizó la transacción con recursos propios y que “no adquirió el inmueble siendo servidor público”.

El Presidente Peña Nieto destacó que la auditoría de la SFP demostró que él y su esposa actuaron apegados a la ley, pero ofreció una disculpa pública por actuar de manera que generó desconfianza en gran parte de los mexicanos.

Con información de: El Informador

Fotografía: Internet

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Nal / Int