Connect with us

Nuevo Laredo Tamps.- Desde el inicio de la Canícula la Dirección de Protección Civil y Bomberos ha atendido a 15 personas que por el calor han padecido deshidratación, y dos por golpe de calor en la vía pública.

Juan Ulises Ochoa director de Protección Civil y Bomberos explicó que las altas temperaturas que en algunas ocasiones superan los 40 grados centígrados han provocado daños en la salud de neolaredenses.

Las principales víctimas del calor son indigentes, migrantes y adultos mayores que por exponerse largos periodos a rayos solares sufren las consecuencias con deshidratación, mareos y dolor de cuerpo.

“Hemos atendido a las personas en casos que requieren hospitalización los estamos trasladando al Hospital General pero nuestros paramédicos aportan toda la atención que requiere la persona en ese momento”.

Dijo que cuentan con ambulancias y personal capacitado que recorre los primeros cuadros de la ciudad en busca de personas que sufren por los intensos rayos solares para darles la atención médica.

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales