Connect with us

Tampico, Tamps.- El alza constante en el precio de la gasolina, refacciones, pero sobre todo la competencia desleal que existe en las diversas rutas de Altamira, tiene a los  concesionarios en una difícil situación económica, con lo que ganan viven al día.

José Luis Velázquez Reyes, delegado de la ruta 92 Tampico-Altamira, asegura que a pesar de que hace algunos meses atrás se aumentó la tarifa de pasaje, para ellos no hubo beneficio, debido a que el costo de las refacciones, gasolina y mantenimiento de las unidades también aumenta, pero lo que golpea fuertemente el bolsillo de los trabajadores del volante es la competencia desleal, ya que existen numerosas bases que trabajan pero que no están adheridas y no cumplen con los requisitos para prestar el servicio.

“Es muy difícil continuar prestando un servicio, diariamente  tenemos que ponerle a la unidad 500 pesos de gasolina, para únicamente dar 7 vueltas, pero no siempre logramos que la unidad se llene al llegar a Tampico o Altamira, a veces en el recorrido no obtenemos pasaje y ahí en donde es nuestra perdida, sin dejar de contar que para nosotros no hay contemplación, si queremos trabajar debemos de estar en regla, hay mucha competencia lo peor desleal, ellos trabajan sin permisos, ni pago de nada, su sueldo es integro, para nosotros no, la verdad si nos las vemos duras, es muy difícil pero aquí seguimos siempre echándole ganas y sirviendo a la gente”.

El dirigente de la ruta 92, pidió a las autoridades correspondientes que los apoyen, dijo actualmente adheridos a esta base se encuentra aproximadamente 126 concesionarios, que a pesar de las circunstancias siguen trabajando.

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sur de Tamaulipas