Connect with us

Nuevo Laredo Tamps.- Cuatro integrantes de la Policía Militar, fueron entrevistados por este medio informativo, y coincidieron en que pertenecer a esta unidad les ha cambiado la vida.

Guadalupe Margreg Martínez Martínez, es soldado y cuenta con 30 años de edad, originaria de Villahermosa., Tabasco, tiene ya 5 años en la Policía Militar.

“Es una institución confiable y noble, somos las primeras mujeres armadas con arma larga para prestar servicios de patrullaje y apoyo en la seguridad pública de diversos estados, estoy muy satisfecha porque es un trabajo que me llena de orgullo, mi familia se siente honrada por mi desempeño”, concluyó Martínez Martínez.

Originaria de Palenque, Chiapas., con 28 años de edad y 6 dentro de la Policía Militar, la Cabo Elodia Cruz Cruz, comentó que desde los 18 años de edad siempre quiso estar en el ejército mexicano, desafortunadamente no tuvo la oportunidad de estudiar y decidió ingresar a esta unidad.

Ella es parte de la primera generación de la Policía Militar que se graduó en 2009, le agrada mucho lo que hace dentro de su unidad, ayudar a la población es algo satisfactorio.

“He trabajado en varios estados en funciones de seguridad pública estatal, mi familia está muy orgullosa de mi, por ello me permito invitar a todos los jóvenes a unirse a esta gran institución”, concluyó Cruz Cruz.

Deseoso de vivir nuevas experiencias, el Cabo de la Policía Militar Rogelio Ramírez

Tacuba, quien tiene 36 años de edad y dos dentro de esa unidad, dijo que anteriormente estuvo en el Cuerpo de Fuerzas Especiales.

Pero decidió experimentar nuevas cosas y superarse personalmente.

“Nuestro trabajo representa un gran apoyo a la nación y a la población urbana, protegerla y tener y contacto más directo, para mi esta es una gran orgullo estar dentro de la Policía Militar, es una oportunidad invaluable que me deja satisfecho, es una nueva experiencia en mi carrera militar”, dijo Ramírez Tacuba.

Su familia, comentó está muy contenta por todo el tiempo que ha permanecido dentro del ejército, han recibido beneficios y superación personal.

El soldado de la Policía Militar, Sergio Martín Garnica Guerrero, tiene 21 años de edad y es originario del estado de México, apenas con 18 meses en la unidad, considera sentirse bien y satisfecho .

Aún recuerda, comentó cuando era ayudante en una tienda de Wal-mart, pero el deseo de servir a su patria por amor, lo llevo a ingresar a las filas de la Policía Militar.

“Todos los jóvenes deben prepararse, estar atentos a las oportunidades que se les presentan para así visualizar un mejor futuro para ellos y su familia, la mía está orgullosa de que esté aquí, aunque con un poco de temor por el riesgo que uno corre, pero siempre felices y orgullosos”, concluyó Garnica Guerrero.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales