Connect with us

Nuevo Laredo Tamps.- Para Yaneth Cuellar es un verdadero martirio el tener que caminar diariamente desde la colonia Claudet hasta la colonia Militar de Nuevo Laredo, donde trabaja en una casa particular.

Esto es algo que realiza todos los días acompañada de sus hijos, dos niños de 4 y 5 años y una niña de 8, a ella no le importa la temperatura que se siente, pero si se preocupa por su prole, que tienen que soportarla.

Si hace años las y los concesionarios de transporte público, argumentaban que el acceso a esta colonia era complicado, ahora que prácticamente quedo a la orilla del bulevar norponiente, la Claudet permanece relegada para recibir ese servicio.

Una prueba de esto es la travesía que diariamente tiene que hacer, Yaneth quien acompañada de su prole, recorre diariamente la carretera bajo el ardiente sol hasta en las cercanías del Cuartel Militar.

“Si no tuviera necesidad no saldría de mi casa, pero desafortunadamente tengo que laborar en una casa para sufragar los gastos del hogar, tampoco puedo dejar a mis hijos solos, les puede pasar algo y sería mi culpa, por ello a pesar del terrible calor que hace, los llevo conmigo”, comentó la audaz mujer.

Este medio informativo, la encontró en su camino hacia la ciudad, la temperatura en la carretera cercana a los 40 grados centígrados, hacía más difícil su avance, en una carriola, uno de los niños y dos más caminando a su lado., ofrecen una verdadera visión de la terrible injusticia social que existe en la ciudad.

Son muchos los años pidiendo que entre un camión a la colonia, siempre han dicho que el acceso era complicado, que estaba muy peligroso y nunca crearon la ruta, pero ahora que con el bulevar norponiente la colonia quedo a la orilla de esa carretera, cree que no sería dificultoso poner dos o tres corridas al día hacia la colonia y viceversa.

“Desafortunadamente somos pobres, nadie nos escucha, lo que nos pasa a nadie le interesa, solamente somos buscadas cuando hay que ir a votar, entonces llega un candidato, luego otro y otro más, todos prometen que esto, que lo otro, que por favor votemos y que ellos remediaran todo en la colonia”, añadió la señora.

Todo vuelve a quedar igual, llegan las elecciones, hay un triunfador, este festeja a todo vuelo y se olvida de inmediato de todo lo que prometió, es más no vuelve a pararse en esas colonias.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales