Connect with us

Altamira, Tamps.- Los problemas económicos por los que atraviesan miles de familias en la zona sur de Tamaulipas, se ven reflejados en las solicitudes de apoyo que reciben las oficinas de contacto de los diputados locales, siendo un trabajo o empleo, lo que más pide la gente y en su mayoría son mujeres.

Carlos Javier González Toral, diputado local por Altamira, comentó que a pesar de que no se trata de una oficina de colocación de personas, a su gestoría acuden alrededor de 300 personas por mes que lo que buscan es un trabajo, de las cuales la mitad son mujeres.

Esto revela el problema económico que enfrentan miles de personas a quienes poco menos de una tercera parte encuentran una oportunidad de ser entrevistados en el Servicio Nacional del Empleo (SNE), sin que eso signifique que sean contratados de manera segura.

Otro problema con el que tienen que lidiar, sobre todo las mujeres, al momento de las contrataciones, es la discriminación tácita que ejercen quienes realizan la selección de personal pues, de acuerdo a lo dicho por algunas de las solicitantes, las rechazan por no dar la talla y peso.

González Toral dijo: “La principal causa que me dan es porque no están “buenonas”, es eso lo que me dicen las mujeres, porque no cumplen la edad o porque no tienen la talla, están gorditas, y eso es discriminación en algunos casos”.

Aseguró que está trabajando para buscar los mecanismos que  apoyen a este sector, con programas de capacitación sobre todo en la rama obrera que es en donde pudieran ser contratadas con futuras inversiones. Por ejemplo el centro de adiestramiento que se construye entre CMIC  gobierno del Estado.

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sur de Tamaulipas