Connect with us

Nuevo Laredo Tamps.- Aseguran que la pobreza extrema “casi” no existe en Nuevo Laredo, la realidad supera cualquier expectativa.

Decenas de personas de la tercera edad, que tuvieron familia y hogar,  buscan  alimentos entre la basura.

Esto sucede de manera casi normal,  a pesar de que hay señalamientos de autoridades en el sentido de proteger a adultos mayores, el número de personas de ese rango de edad que deambulan por las calles buscando alimentos aumenta diariamente, comentó Lulú Franco Samperio, de profesión psicóloga.

“Esta forma de comportarse de infinidad de personas parece volverse una regla, cuando debería ser todo lo contrario, puesto que esas personas que han sido abandonadas a su suerte en la vía pública, fueron quienes les dieron la vida, entonces lo menos que merecen es ese olvido en que las tienen”, añadió.

En efecto hay personas indigentes que siempre han deambulado por las calles, dijo pero actualmente se nota la presencia de personas que no padecen ninguna perturbación mental, sencillamente su familia las ha hecho a un lado y tienen que buscar la forma de sobrevivir.

Incluso las autoridades, tratando de minimizar este problema, afirman que son personas que son abandonadas en esta ciudad, cuando la realidad es que son de este lugar.

Esta mañana en la calle Matamoros, Marcela González, de 73 años de edad buscaba alimentos en una caja de basura.

“Al principio me deba mucha vergüenza buscar entre la basura algo que comer, pero ya me he acostumbrado,  a lo que no me acostumbro es al dolor que me ha causado que mi propia familia me dé la espalda, tengo hijos, nietos y mucha familia, pero para ellos ya no represento nada”, concluyó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales