Connect with us

Redacción.- EU.- Nueve personas que se encontraban en una iglesia hitórica negra en el Centro de Charleston, Carolina del Sur, perdieron la vida después de que una persona abriera fuego contra ellas, según dijo a Associated Press. Y el día de hoy la policía identificó a Dylann Storm Roof, un joven de 21 años, como el posible autor de dicho crimen.

El tiroteo tuvo lugar en la Iglesia Africana Metodista Episcopal (AME) Emanuel, alrededor de las 21:00 mientras se celebraba una reunión de sus feligreses. A pesar de que se han rebelado muy pocos detalles, se sabe que sobrevivieron tres personas al ataque, entre ellas una mujer que comentó que el agresor la había dejado con vida para que pudiera contar los hechos. También que no es la primera vez que esta iglesia es víctima de un ataque racista, en 1822, uno de sus fundadores, Denmark Vesey, intentó organizar una revuelta de esclavos, pero fue atrapado y personas blancas quemaron su iglesia en represalia.

La gobernadora Nikki Haley pidió oraciones por las víctimas y sus familias, y rechazó la violencia en lugares religiosos: «Aunque aún no conocemos todos los detalles, sí sabemos que nunca comprenderemos qué motiva a alguien a entrar en uno de nuestros lugares de culto y arrebatar la vida de otro» agregó.

El alcalde de Charleston, Joseph P. Riley dijo que el único motivo por el cual alguien entraría en una iglesia y disparara a la gente que reza es por odio, citando: «Es el acto más ruin que uno podría imaginarse, y llevaremos a esa persona ante la justicia».

La policía dio a conocer el nombre y la fotografía del presunto sospechoso, Dylann Storm Roof, un joven varón blanco de unos 21 años, mide alrededor de 5.9 pies y tiene un peso aproximado de 120 libras, diciendo que era letalmente peligroso y le pedían a los ciudadanos no acercársele.

En las próximas horas se llevará a cabo un operativo para dar con el presunto atacante, el cual ya se mantenía en libertad bajo fianza por múltiples arrestos por posesión de drogas e invasión de propiedad.

Investigaciones previas señalan que el joven estuvo en la iglesia casi una hora antes del ataque y que incluso participó en un servicio de oración dentro del lugar. Después del tiroteo pudo escapar en un sedán, color obscuro, que se muestra en algunas otras fotografías.

Con información de: Univision

Fotografía: internet

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Nal / Int