Connect with us

Nuevo Laredo Tamps.- En un perímetro de cinco cuadras a la redonda del Palacio Federal, por lo menos unos diez automovilistas sufrieron el robo de los acumuladores de sus vehículos sin que las corporaciones de seguridad hagan algo por contenerlo.

Coches y camionetas amanecieron el miércoles con el cofre abierto señal de que los cacos se habían llevado las baterías e incluso se dan el lujo de limar protecciones hechizas para salirse con la suya. ´´No dan cuartel´´ opina una de las víctimas que asegura que los ladrones pegan entre cinco y siete de la mañana ya que ha permanecido en vela hasta las cuatro de la madrugada sin detectar algo anormal.

Pajarean durante el día y la noche en bicicleta, y al amanecer dan el golpe a los confiados ciudadanos. Ante la racha imparable de robos han optado por desconectar sus acumuladores durante las noches para guardarlos en sus domicilios y aunque es un poco incómodo es una forma segura de impedir que se lo roben.

Otras áreas donde operan los ratas es en las calles adyacentes al Hospital General, Clínica del IMSS y del ISSSTE donde continuamente los apesadumbrados trabajadores y familiares de los pacientes, se quedan con un palmo de narices al descubrir que sus unidades motrices están sin batería que nuevas tienen un costo de arriba de 1,300 pesos aunque usadas se consiguen hasta por 450 y 500 pesos. La gente ya no denuncia porque considera que es perder el tiempo.

 

Foto: Internet

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales