Opinión

Cambios esperados 

Cambios esperados 

@dect1608

De las mejores universidades de América Latina, el Tecnológico de Monterrey, es la mejor evaluada de México, seguida por la UNAM y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Hay cambios y la autonomía universitaria es menor cada día.

De acuerdo con el ranking 2018 del Times Higher Education, donde se evaluaron 129 universidades de 10 diferentes países de Latinoamérica, basado en indicadores como enseñanza y su ambiente de aprendizaje; investigación; citas de investigaciones, refiriéndose a la influencia de éstas; visión internacional e ingresos de la industria. El Instituto de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), ocupó el lugar número 5 a nivel global como la universidad mexicana mejor evaluada.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pese a todos los choques ideológicos y políticos, es el treceavo lugar latino, ¡ah! pero en otros ranking es la mamá de las unis mexicanas, sin embargo, hoy no es el caso.

La UAM ocupa el lugar 26 de las 129 y es tercera a nivel nacional. Luego se vienen en cascada, el Politécnico Nacional como la número 40 y la autónoma del EdoMex, para completar el top cinco nacional de las mejores universidades mexicanas de toda Latinoamérica.

Esta es la segunda ocasión consecutiva que los Borregos del Tec, vencen a los pumas de la UNAM, pero a diferencia del año anterior el ITESM, se situó en la sexta posición latina y la Autónoma de México estuvo en décimo lugar. Unos avanzan, mientras otros aún con su experimentada “autonomía” van en retroceso.

Y así, mientras algunas figuran en la vitrina de las universidades más prestigiadas de México, también existen aquellas que no sobresalen pero no descansan ni bajan los brazos, y a decir verdad se les exige que algún día sean de relevancia internacional en todo el campus, no únicamente en una u otra carrera, como es el caso de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), donde la Facultad de Medicina y la de Odontología en el Centro Universitario Tampico-Madero, donde figuran, sobresalen gratamente sus catedráticos, alumnos y egresados.

El mismo Rector de la UAT, José Andrés Suárez Fernández, a nombre de la comunidad universitaria felicitó a la Facultad de Odontología por los resultados de excelencia obtenidos en los Exámenes Generales para el Egreso de Licenciatura (EGEL), ¡13 medallas!, obtuvieron en el Ceneval aplicado el pasado 13 de abril, y en breve se darán a conocer los últimos resultados de la evaluación de agosto 24, donde también se esperan grandes logros, incluso que superen sus 13 preseas.

El buen momento de Odontología no es novedad, pero fue fortalecido con la llegada del rector José Andrés Suárez, quien ha sostenido mesas de trabajo con los académicos e investigadores de esta facultad con la intención de aperturar las carreras afines en la ciudad de Reynosa y seguir haciendo crecer los éxitos de la facultad en todo el territorio tamaulipeco, considerando la oportunidad de crecimiento y expansión económica y laboral que puede generar la UAT.

Es más, este mismo año en el Décimo Congreso Internacional de Cuerpos Académicos y Grupos de Investigación en Odontología, realizado en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), la Facultad de Odontología, obtuvo el primer, segundo y tercer lugar en la modalidad oral de Investigación Básica; en la modalidad de cartel en Investigación Clínica, lograron el primer y segundo lugar; así como también en Investigación Clínica, en la modalidad oral, obtuvieron el segundo lugar  ¡andan bárbaros!

Por cierto ese buen momento de la UAT, debe ser identificado por los nuevos alcaldes de Tampico y Ciudad Madero, Jesús Nader y Adrián Oseguera respectivamente, y respaldado por la reelecta Alma Laura Amparán, en el municipio vecino de Altamira.

Tres tamaulipecos con la nueva oportunidad de hacer referencia el sur del estado, tres personas con capacidad para convertir la zona metropolitana de Tampico en una de las más importantes de México, y lograr que el próximo presidente Andrés Manuel López Obrador, confíe en el potencial que se tiene por acá donde se encuentran sus amigos de ESEASA OffShore.

Si los alcaldes no trabajan y operan resolviendo los conflictos metropolitanos seguiremos teniendo ciudades sin crecimiento, hace dos años Alma Laura Amparán, llegó a la presidencia de Altamira y  se mantuvo siempre a distancia del conflicto que escenificaron sus vecinos de Tampico y Ciudad Madero, hoy la realidad pone a la señora Amparán como alcaldesa reelecta y si no asume la oportunidad que le da la historia de poder convertirse en la mediadora y péndulo productivo, la suerte seguirá siendo igual de decepcionante como hasta el 30 de septiembre de 2018, donde el sur de Tamaulipas se queda sólo como una región estancada y con disminuido desarrollo.

davidcastellanost@hotmail.com

Click y comenta

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Más en Opinión

¿Ángeles o demonios?

David Castellanos19 octubre, 2018

La euforia lopezobradorista 

David Castellanos18 octubre, 2018

NAIM ¡el gran pastel!  

David Castellanos17 octubre, 2018

Rosas, peluches, besos y chocolates

David Castellanos16 octubre, 2018

Tan tranquilo que estaba 

David Castellanos12 octubre, 2018

Felices los cuatro 

David Castellanos11 octubre, 2018

Dueño del Velas Resort fue beneficiado por alcaldesa priísta

Redacción10 octubre, 2018

Los polémicos de AMLO

David Castellanos9 octubre, 2018

SEMAR toma control

David Castellanos8 octubre, 2018