Opinión

De borracho a cantinero

De borracho a cantinero

El periodista y también panista Javier Corral Jurado, quien en marzo de 2015 siendo Senador de la República, visitó “el torito” de la Ciudad de México por manejar habiendo excedido los niveles de alcohol y quien pasó de ser “borracho a cantinero” al convertirse en gobernador de Chihuahua, sostiene su pugna política con el presidente Enrique Peña Nieto a quien culpa de no destinar recursos federales para los chihuahuenses.

¡iiñoorr!!… allá pa Chihuahua la inseguridad esta que quema. En poco más de un año que inició Javier Corral su mandato como gobernador han sido ejecutados alrededor  de 2 mil personas y se han denunciado una veintena de secuestros. Corral Jurado, ha sido detractor de Peña Nieto desde que estaba en el Senado y ahora también es de los contrarios a Ricardo Anaya.

El gobernador de Chihuahua quien aparentemente puso los puntos a las íes en relación a las corruptelas del PRI y compañía, denunció desde la capital del país que Peña quiere “estrangular” económicamente su gobierno al no depositar unos 700 millones de pesos con los que pagaría salarios y aguinaldos entre otros pendientes al cierre del ejercicio fiscal 2017.

Al respecto el presidente de los mexicanos le respondió al gobernador de Chihuahua nacido en el gringo Estado Texas, Estados Unidos que su conferencia fue “un acto político” y esgrimió diciendo que todos los gobernadores reciben el mismo apoyo de la federación sin distinción de partidos.

Corral Jurado, jamás se ha intimidado ante la figura del presidente, incluso fue de los únicos dos Senadores panistas que no voto por la Reforma Energética, máximo logro internacional de Enrique Peña Nieto. Con esta pugna frontal los panistas de todo el país están más que emocionados pero los chihuahuenses están que aguantan vara, o a chihuahua baile.

Ya que hablamos de políticos panistas el que anda muy bailador es el aspirante a gobernador veracruzano, Miguel Ángel Yunes Márquez, quien precisamente este fin de semana sostuvo un encuentro con su militancia y contó con la asistencia de Ricardo Anaya con quien dice compartir no solo una generación, sino una visión hacia el futuro con la intención de que los próximos seis años “la vida de la gente sea mejor: más segura, más justa, con más oportunidades; pero sobre todo más feliz”.

El precandidato del PAN a la gubernatura de Veracruz, tiene toda la manga para recorrer su estado natal pues es ni más ni menos que el hijo del actual gobernador jarocho, sin embargo pretende que los veracruzanos le den el voto porque presume que en su administración como alcalde de Boca del Río fue extraordinaria y tiene los primeros lugares en transparencia, crecimiento económico, en seguridad y sin duda dicen que es y será el mejor candidato para Veracruz. ¡Ánde pues este sí que se cree la tapa del frasco!

Por cierto a pesar de que no todos lo querían pero resultó ganón con la inminente candidatura a la presidencia de México, es el cerillito Ricardo Anaya que se presume estará por Tamaulipas este próximo viernes  para reunirse con la militancia del sur de la entidad, precisamente en Tampico donde el actual gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, echó raíz a su campaña y terminó por quedarse con la gobernanza.

davidcastellanost@hotmail.com

Click y comenta

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Opinión

La estrategia maestra 

David Castellanos15 noviembre, 2018

El gran impuesto local 

David Castellanos13 noviembre, 2018

Juntos pero no revueltos

Jose Luis García12 noviembre, 2018

Adiós a la camarilla de Calderón 

David Castellanos12 noviembre, 2018

Que viva el PES, que muera el PES

David Castellanos9 noviembre, 2018

Al diablo con el diablo

David Castellanos8 noviembre, 2018

Infierno 

David Castellanos7 noviembre, 2018

México en Haití 

David Castellanos6 noviembre, 2018

Salve USA 

David Castellanos5 noviembre, 2018