Opinión

“La amenaza”

“La amenaza”

@dect1608

Luego de más de 10 años de que la Secretaria de Marina-Armada de México y de la Defensa Nacional  salieron de sus cuarteles para combatir a los cárteles de la droga, hacer la tarea de las policías municipales y perder un importante porcentaje de confianza ciudadana. Por fin los legisladores federales aprobaron el documento de lo que será la nueva Ley de Seguridad Interior, presentada este jueves por la priísta Mercedes del Carmen Guillen Vicente, presidenta de la Comisión de Gobernación.

Mucho se ha dicho sobre la posible militarización con esta Ley; los militares a su vez llevan años diciendo que es más que necesaria y hace unos días Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación dijo ante el Senado que era imperante su aprobación para avanzar en materia de seguridad. Al final Paloma Guillen la defendió y el Congreso se la aprobó.

Fue entonces que en medio de un amplio debate sostenido durante meses por diversos sectores empresariales y de la sociedad se logró definir un documento que correspondió a la tamaulipeca Guillen Vicente cuidar y coordinar hasta lograr un instrumento legal que regule la participación de las fuerzas armadas en las tareas de defensa y preservación de la seguridad y la paz al interior del territorio nacional, “en un marco de absoluto respeto y salvaguarda a la protección de los derechos humanos”, detalló la diputada Paloma Guillen Vicente.

Como presidenta de la Comisión de Gobernación le tocó someter a consideración lo que sería
el Proyecto de decreto, mismo que se convierte en el instrumento para legislar la seguridad interior en un marco distinto a la Ley de Seguridad Nacional, ya que no solo se trata de erradicar las amenazas (cárteles o grupos criminales), sino de hacerlo respetando los derechos humanos y las garantías consagradas en la Constitución (se lee bastante bien, ¿qué no?).

Hace días critiqué entre los amigos a la diputada Guillen, creí que nadie podría defenderla y cuestioné su presencia en la Ciudad de Tampico, Distrito Electoral Federal donde fue electa  y alguien sin dudarlo me respondió: “no seas güey, ella va a sacar la ley de los Marinos y Soldados, está  trabajando por eso no se anda paseando como otros” -entonces, solté la carcajada y no dije más- Debo reconocer que hoy con la aprobación de la ley de seguridad interior me han callado la boca.

Pues si toda pinta bien y en el Senado la avalan, esa es la Ley que completará la normatividad de Seguridad Nacional, ya que regulará los supuestos en los que las amenazas a la seguridad nacional (dígase cárteles) tienen su origen al interior de la República, esto mediante el establecimiento de protocolos claros y expeditos que obligan a las fuerzas estatales, federales y armadas, a enfrentarlas de manera conjunta, diferenciando en su aplicación, por los protocolos que las autoridades encargadas de aplicarla deben cumplir, cuando estos riesgos y amenazas (los malosos) comprometan el bienestar colectivo al poner en peligro la integridad de las personas y de las instituciones.

Entonces si aún no he sido claro. No existirá tal militarización porque la aplicación de esta Ley corresponde a las fuerzas estatales, luego a las fuerzas federales y cuando la gravedad de la situación lo amerite ¡ay nañita! Se vendrá como último recurso del Estado, girar instrucción a las fuerzas armadas SEMAR y SEDENA para que intervengan de manera directa y específica con toda su fuerza sujeta a una temporalidad específica, que no podrá exceder de un año y únicamente podrá modificarse o prorrogarse, por acuerdo del Presidente de la República, y solo cuando subsistan las amenazas a la Seguridad Interior que la motivaron y que justifique la continuidad de las acciones del operativo exterminio implementado como último recurso por el bien de la seguridad interior.

Así las cosas… cuando en Tamaulipas la policia estatal comenzó a tomar su papel, se aprueba esta nueva ley que presume pondrá fin al problema de la violencia de alto impacto, aunque mi duda está en ¿qué si con esta otra Reforma se podrán perseguir a los políticos coludidos con la maña… de hacer las cosas malas?

Por cierto ¿quién, qué o quiénes determinarán que la situación es grave? ¿Cuando se incendien comercios, cuando los chicos malos desaparezcan  a miles de ciudadanos o los gobiernos localicen  restos de otros miles en fosas clandestinas? ¿esto será grave? insisto Diputados y Senadores ¿quién, qué? ¿quienes o cómo se determinará la gravedad de la situación?

davidcastellanost@hotmail.com

Click y comenta

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Más en Opinión

Le llueve parejo a prensa y gobierno

David Castellanos15 diciembre, 2017

Senado rechazaría Ley de Seguridad Interior 

David Castellanos14 diciembre, 2017

Sin tregua para los enemigos de la paz

Jose Luis García13 diciembre, 2017

También es guadalupano ¡sí señor!

David Castellanos13 diciembre, 2017

Construyendo relaciones

David Castellanos12 diciembre, 2017

Cállate “chachalaca”

David Castellanos11 diciembre, 2017

¿¡Nefasta la Ley de Seguridad Interior!?

David Castellanos7 diciembre, 2017

El pequeño gigante

David Castellanos6 diciembre, 2017

Plata o plomo

David Castellanos5 diciembre, 2017