Connect with us

Ciudad Madero Tamps.- Tal como ocurrió con el huracán Patricia al tocar tierra en la costa del Pacífico mexicano, el cual se degradó rápidamente, tratándose del fenómeno natural conocido como «marea roja», cuya presencia fue confirmada en playa Miramar apenas a mediados de la semana pasada, el microorganismo que la provoca se ha desvanecido por completo de las aguas costeras maderenses, reveló este lunes, en exclusiva para REPORTE NORESTE, Angélica Herrera Macías, responsable de la Coordinación Estatal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Coepris) en Tampico.

Entrevistada este lunes en su despacho, la funcionaria de salubridad en esta conurbación explicó que en los muestreos realizados apenas la víspera, es decir, el domingo, en cuatro puntos distintos del litoral maderense, los resultados de laboratorio, que estuvieron en sus manos al iniciar la actividad de esta semana, fueron negativos.

«La naturaleza ha sido muy condescendiente con nosotros aquí en nuestra zona, no tuvimos ni viernes, ni sábado, ni el domingo, ya el efecto aerosol, la mortandad de peces fue mínima… y bueno, pues la buena noticia es que el día de ayer ya salió negativo en todos los muestreos», expuso Herrera Macías.

Mostrando una esquema de resultados del análisis, en el que se dejaba ver en ceros el apartado correspondiente a presencia de la biotoxina cuyo nombre científico es Karenia Brevis, la titular de Coepris en la conurbación manifestó que estaban a la espera de las pruebas hechas este lunes en un recorrido dirigido por ella misma.

Ya por la vía telefónica, una hora después de que diera esa noticia, la Coepris confirmaba a este reportero, en nombre de Herrera Macías, que el resultado había salido igualmente en ceros, aunque la jefa de dicha área aclaró en la entrevista que se requerirá de cuatro días consecutivos con la misma situación para declarar a playa Miramar sin marea roja, por lo que aún faltarían los exámenes del martes y miércoles.

Sobre las posibles causas del desvanecimiento pronto de la marea roja, la doctora Herrera señaló que esas fueron varias: el evento norte, que hizo disminuir la temperatura del agua oceánica, además de las torrenciales lluvias que coadyuvaron a ese enfriamiento, así como los intensos nublados, que impidieron la luz del sol y el efecto aerosol, pernicioso tanto para el ser humano como para los peces, cuya mortandad, expuso, resultó muy escasa en Miramar.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sur de Tamaulipas